Mis Artículos

Empresarios tímidos, personas exitosas

¿Por qué las personas tímidas acaban siendo los ejecutivos con más éxito en las empresas?

Las personas introvertidas se caracterizan por ser poco sociables, suelen estar con frecuencia pensativos y son muy reservados. ¡Pasan desapercibidos!

Sin embargo, estas características, se convierten en fortalezas para el líder de una compañía y son ellos quienes reconocen su verdadero potencial: Un ejecutivo introvertido, es más observador, reflexivo y perceptivo. Analiza siempre desde el silencio el lenguaje corporal y no verbal de sus empleados y cuenta con mayor información de quienes están cerca, pero no al revés.

Se conocen a sí mismos, por lo tanto, son más consistentes en sus decisiones y son muy efectivos en dar soluciones a los problemas. Tienen mayor resistencia ante las dificultades y contratiempos.

Más allá de esto, la habilidad predominante que tiene este perfil de empresarios, es que no hablan de más, aprovechan mejor las oportunidades, optimizan sus tiempos haciendo que los comités y reuniones se reduzcan al mínimo, se enfocan mucho en obtener resultados y no se detienen hasta lograr sus objetivos. Dadas estas características, tienen mucha destreza para negociar.

Y como buenos líderes introvertidos, pueden lograr el máximo rendimiento de sus empleados proactivos porque les da lugar que a que dialoguen con él y los escucha con atención. Esto hace que tengan un buen vínculo con ellos, consiguiendo que se sientan valorados y motivados para trabajar con mayor disposición. Les da la oportunidad de crecer más rápido porque delega las responsabilidades y eso les da seguridad.

Publicado en Diario Gestión