Mis Artículos

Cómo desarrollar el carisma, para construir buenas relaciones

¿Quién es una persona carismática? Esa que tiene la capacidad para relacionarse y conectar con las personas. La que tiene la habilidad de motivar, cautivar, generar un impacto positivo e influir en los demás. Ellas se caracterizan por la alegría y el afecto, son enérgicos y radiantes y por supuesto, auténticos.

En el ámbito empresarial, aprender a ser carismático es fundamental para llevar con éxito las relaciones profesionales. Muchos creen que el carisma es un talento innato, pero lo cierto es que es una habilidad como cualquier otra, así que se puede construir. Desarrollar este hábito optimizará nuestras relaciones personales y lograremos relevantes resultados en el ámbito profesional: seremos mejores líderes, llegaremos a buenos acuerdos, venderemos más y conectaremos mejor, construiremos vínculos positivos y adquiriremos más influencia en nuestros grupos de interés.

Para desarrollar una personalidad carismática debemos mostrarnos como personas cercanas, con intenciones claras y positivas. Esa transparencia ayudará a que las relaciones fluyan de manera natural.

Entonces, ¿Cómo ser carismático?

  • Presta atención a la comunicación no verbal, a las posturas que adoptas, los gestos, la forma de vestir o la imagen que proyectas. Muestra un lenguaje de confianza y seguridad, evitando cruzar los brazos, teniendo contacto visual para entablar una buena comunicación y utilizando el tono de voz adecuado. Hoy en día la capacidad de expresar un mensaje, se valora más que el mensaje en sí. Y una sonrisa genuina crea cercanía y es, sin duda, nuestra mejor carta de presentación.
  • Sé buen escucha, para conectar con las personas. Escuchar es el primer paso para un buen diálogo. Habla menos y escucha más, para comunicar mejor.
  •  Desarrolla tu autoconfianza, muéstrate como una persona segura y habla con convicción. Una persona carismática transmite autoconfianza en sí misma.
  • Habla desde tu corazón, sé un buen conversador, interactúa con otros y mantén una buena comunicación para generar una conexión emocional.
  • Interésate por los demás. Si quieres que alguien se interese por ti, interésate tú primero, reconoce su trabajo, sus éxitos, así desearán pasar más tiempo contigo.
  • Demuestra vulnerabilidad, no tengas miedo a compartir tus sueños, tus preocupaciones. Es esencial que entregues tu confianza para que los demás conecten contigo. La perfección y el hermetismo, son enemigos del carisma.
  • Ten sentido del humor, cualidad cada vez más valorada en las personas. Nos hace sentir bien, nos nutre de pensamientos positivos, a tener mentalidad abierta, flexible y creativa, y esto hace que la comunicación fluya y logren mejores vínculos con las personas.
  • Muéstrate con actitud positiva, procura ver el lado positivo de las cosas, inclusive en tiempos difíciles. Todo tiene un lado bueno.
  • Ofrece ayuda, sé generoso sin pedir nada a cambio.
  • Ten empatía, espontánea y genuina. Cuando eres capaz de comprender los deseos y necesidades de otras personas, abres la puerta a una mayor conexión.

 

Publicado en el blog del diario Gestión